El desarme nuclear y progresivo primer paso hacia la Nación Humana Universal

El desarme nuclear y progresivo primer paso hacia la Nación Humana Universal

Asistimos hoy a un nuevo rearme militar de las principales potencias mundiales. EE.UU ha anunciado hace pocas semanas que incrementará su gasto en Defensa en un 9,27% con la intención de “volver a ganar guerras”. Así no solo fomenta su propio gasto militar sino que esta decisión incita a otras potencias mundiales a hacer lo mismo. Además de este incremento interno, su presidente ha pedido que la  OTAN que eleve su gasto militar en un 55%. En esta línea  ha informado un medio especializado en defensa, que prevé que España aumentará el gasto militar un 30% en 2017.

Es evidente que todo lo gastado en Defensa va en la dirección de aumentar los conflictos y fomentar el belicismo. Esto sin tener en cuenta que toda este gasto podría invertirse en salud, educación o calidad de vida.

“Asistimos a un nuevo rearme militar de las principales potencias mundiales”

De fondo continúa operando un paradigma caduco que fomenta la violencia, la guerra, el dolor y sufrimiento entre millones de seres humanos. Un paradigma que no tiene salida y que alimenta una espiral de violencia que puede llegar hasta un conflicto final, esto es un conflicto nuclear. Al mismo tiempo los políticos responsables de este rearme hacen oídos sordos a las nuevas generaciones que se siente parte de un mundo global, múltiple en las etnias, lenguas, religiones y costumbres,  y que no comparten ni los fines ni los medios de las políticas de sus gobernantes.

Los tres primeros pasos hacia la Nación Humana Universal

Como humanistas aspiramos a un mundo sin guerras ni violencia, base fundamental para el surgimiento de la Nación Humana Universal. Para nosotros las prioridades serían las siguientes:

  1. El retiro de las tropas invasoras de los territorios ocupados.
  2. La devolución de los territorios ocupados a sus países.
  3. El desmantelamiento de los arsenales nucleares.

 

Los humanistas promovimos en 2010 la primera Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia, que recorrió todo el planeta. Su mensaje sigue hoy más vivo que nunca.

Enviar comentario

Share This